viernes, 21 de diciembre de 2012

EL SECUESTRO DE MISS BLANDISH


«Chase es un admirable arquitecto que describe maravillosamente hasta la última hoja de sus paisajes humanos sin perder de vista jamás el bosque».
Dashiell Hammett



Ese vacío que deja el amigo que se va… decía la célebre sevillana.
El secuestro de Miss Blandish es uno de esos amigos de los que jamás quisiéramos separarnos.
Te conquista desde la primera página, porque está escrito con gusto e inteligencia. Después, el desarrollo de la trama, el acertado dibujo de los personajes y la cuidada ambientación hacen el resto, llevándolo a uno de la mano hacia un final inevitable y casi cinematográfico.

Escrita en 1938, inspirada en Santuario de William Faulkner y bajo la influencia de otros autores norteamericanos como James M. Cain, Hadley Chase se apoyó en un diccionario de argot estadounidense para concretar con éxito ciertos detalles ineludibles. Trabajó escrupulosamente y, en apenas seis semanas, vio la luz esta maravillosa criatura cuyo título original fue No orchids for Miss Blandish.

Sorprende descubrir que la relación de Hadley Chase, británico de nacimiento, con las tierras americanas se limitara a un par de visitas a lo largo de toda su vida. No le resultó obstáculo, sin embargo, para situar gran parte de sus historias allí, mostrando una realidad que, de alguna manera, no le resultaba ajena.

La figura del gánster, los coches Packard, Airflow y Dodge, los tipos duros frente a las mujeres fatales, y una buena dosis de violencia codicia y maldad compensadas con humor y sensualidad hacen de El secuestro de Miss Blandish una obra de culto para los amantes de la novela negra.

Los policías pasan a un segundo plano, como sucede en la mayoría de sus casi cien novelas, cobrando protagonismo los delincuentes. Nos sumergimos en sus vidas, navegamos hacia el interior de sus pensamientos, hasta el punto de conocer sus más oscuros secretos. Llegamos a identificarnos con ellos, a comprender sus motivos, aunque no los compartamos necesariamente.

Escritor legendario, un maestro del género policiaco y del suspense que supo impregnar de ritmo cada una de las cientos páginas que creó a lo largo de su vida, Chase no se agota en esta primera novela. Una vez que se nos abre la puerta de su obra las ganas de más nos llevarán a seguir disfrutando de lo que fue una extensa e intensa producción.

DONAIRE GALANTE

6 comentarios:

  1. Fundamentales estos escritores para el cine de gangsters de aquellos tiempos,eso sí como Bogart ninguno
    Un abrazo y felices fiestas

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues sí, nos dejaron un importante legado. Da gusto tener tesoros como estos en la biblioteca.. o sus versiones cinematográficas.
      Un abrazo, e igualmente!

      Eliminar
  2. Inédito para mi, pero lo tendré en cuenta. Te deseo una esplendida Navidad y un espectacular año nuevo. Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias, espero que tb tú estés disfrutando de las fiestas. un abrazo enorme

      Eliminar
  3. No los conocía. Tomo nota.

    Felices fiestas y un abrazo.

    ResponderEliminar