viernes, 31 de agosto de 2012

ESTRELLA ERRANTE




ESTRELLA ERRANTE

Amanecía
cuando le salió al encuentro
poseída por sus cabellos de oro.

Recorría
la distancia que los separaba
como si en ello el alma le fuera.

Se dejaba
acunar por el viento
mientras soñaba cómo sería verlo.

Y así perdió la noche
para encontrar el alba
que le era desconocida.

Desde su firme atalaya
enmudecía él.

DONAIRE GALANTE

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada